domingo, 20 de julio de 2008

Introducción y generalidades




Cortijo Nuevo y la Colonia Emiliano Zapata, debería llamarse en realidad como se le nombraba hace años, el Molino pues son dos comunidades en un mismo territorio.











Es un poblado del Municipio de Coeneo en el estado de Michoacán de Ocampo. Cortijo, significa, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, finca rústica con vivienda y dependencias adecuadas, típica de amplias zonas de la España meridional. Emiliano Zapata es tomado del nombre del caudillo nacido en la Hacienda de Chinameca.
Pertenece a la región de la ciénaga de Zacapu que está conformada por los municipios de Coeneo y Zacapu. Es una región modernizada y amestizada donde se conservan algunos pueblos purépechas -Comanja, Naranja de tapia, Tiríndaro y Tarejero.
Es en esta parte donde se desarrolló la agricultura colonial cerealera y la ganadería extensiva, propiciando por un lado el despojo de la tierra en manos de indígenas cuyo clímax es la implantación de haciendas y, por otro lado, el temprano mestizaje de la población.
La hacienda del Molino del Cortijo, o simplemente Hacienda del Cortijo como se le llamó ya a finales del porfiriato, debido al molino de trigo existente en esta, fue una hacienda pequeña que se comunicaba con las hacienda de Buena Vista y la hacienda de Bellas Fuentes por medio un ancho camino empedrado que hasta actualmente se puede ver.




Cortijo Nuevo y la Colonia Emiliano Zapata se ubican a 2001 metros de altitud sobre el nivel del mar en su parte más baja y a los 2017 metros de altitud sobre el nivel del mar en su zona más elevada, pues parte de esta población se encuentra en realidad en las faldas del cerro de la Huaracha (loma de Cortijo Nuevo). Tienen una longitud 101º42'10 y una latitud de 19o47'40. La fecha de su fundación se desconocía hasta hace poco pero en la actualidad ya se tiene una fecha precisa.  Según su nombre, es posterior a una población cercana que actualmente se llama Cortijo Viejo donde se estableció el encomendero español de la región tarasca de Comanja, de la región tarasca de la sierra y de la región tarasca de la laguna. Esta última región la perdió en litigio con Vasco de Quiroga. 
En la actualidad se sabe que Cortijo Nuevo se fundó en 1584 por Juan Sandoval Samaniego, hijo del encomendero de nombre Juan Infante al serle dadas dos mercedes de herido de trigo por la corona española, e inmediatamente establece el molino que fue la primera edificación del lugar. Bellas fuentes fue una hacienda posterior a la de Cortijo Nuevo que fue parte de la Hacienda de Cortijo de San Lucas de la Vega que fundó Juan Infante, aunque Bellas Fuentes fue posterior e independiente a la del Cortijo, a la postre fue más importante que esta. Al final, la antigua hacienda del Cortijo de san Juan de la Vega, como se llamaba ya para 1580 pasó de estar en el Cortijo Viejo a Cortijo Nuevo, donde continuó hasta fines del régimen de de las haciendas.
 Estos pueblos mencionados son poblaciones  mestizos posteriores a otros más antiguo de los que ya se conocía desde antes de la colonia (Tarejero al norte, Tiríndaro al Suroeste y Comanja al sureste).














Emiliano Zapata se constituyó como comunidad y ejido por la misma fecha que la Colonia Félix Ireta y Franco Reyes como hacen suponer sus nombres, en tiempos del reparto agrario en 1936 con la dotación de las tierras por indicaciones de Lázaro Cárdenas y los títulos de propiedad hasta 1948.
Cortijo nuevo inicia como una hacienda que se asentó allí aprovechando los manantiales, como consecuencia de la agricultura colonial cerealera y ganadera y la implantación de las haciendas como punto culminante.
Como ya se dijo, la fecha de su fundación no era  conocida hasta hace poco, aunque en una de las viejas casonas del lugar se encontraba inscrito 1904 con huesos en el empedrado del patio de esta, apenas se entraba, cruzando un amplio portón de madera. Posiblemente esta fecha se inscribió por un posible cambio de propietario.

No hay comentarios:

CÓMO LA HACIENDA DEL CORTIJO Y SAN JUAN DE LA VEGA DEJÓ DE SER PROPIEDAD DE LOS INFANTE.

La hacienda del Cortijo pasó a manos de los indígenas de Nahuatzen tras la muerte del presbítero  Alonso García Maldonado  quien la había ce...